martes, 4 de junio de 2013

LA REHABILITACIÓN ENERGÉTICA Y FUNCIONAL DE CUBIERTAS DE EDIFICIOS DE USO DEPORTIVO.  DOS EJEMPLOS DE REMODELACION.

 















Las cualidades funcionales básicas que se han de exigir a las cubiertas de los edificios deportivos son las siguientes:

1. La impermeabilidad ante el agua de lluvia y la necesaria estanqueidad. Las filtraciones de agua son las generadoras de la mayor cantidad de patologías de los edificios (junto a la inestabilidad de los terrenos de cimentación) y reducen  la vida útil de la instalación haciéndola insostenible.
 2. La capacidad para aportar  luz natural (en el caso de grandes pabellones ) a través de lucernarios lineales o puntuales difusores de la luz solar para evitar deslumbramientos en la pista de juego. Para ello deben conservar la transparencia necesaria a lo largo de los años para permitir el uso adecuado de la instalación el mayor número de horas sin recurrir al alumbrado artificial.
3. El aislamiento térmico para disminuir la climatización artificial en invierno o verano. Es importante conocer que el 40% de la energía de Europa se consume en los edificios, la mayor parte para calentar y enfriar espacios, por lo que un buen aislamiento es la  condición básica para  reducir drásticamente el consumo energético y por tanto, las emisiones de CO2.

EEn este contexto la Directiva Europea de Eficiencia Energética en Edificios 2010/31/UE aprobada por el Parlamento y el Consejo Europeo en mayo de 2010 " Tiene como principal objetivo reducir un 20 por ciento el consumo energético para el 2020. Esta norma, que los estados deberán adoptar, obliga a renovar un mínimo de edificios públicos e impone auditorías energéticas a las grandes empresas. Además, a partir del 31 de diciembre de 2020, todos los edificios nuevos deben tener un consumo de energía casi nulo. Los nuevos edificios que estén ocupados y que sean propiedad de las autoridades públicas deben cumplir los mismos criterios después del 31 de diciembre de 2018."

Por otro lado, recientemente ha salido un nuevo real decreto sobre certificación energética en edificios existentes que ha entrado en vigor a principios de 2013 y que ordena que todas las viviendas que se vendan o alquilen en España, a partir de esta fecha, deberán tener un certificado de eficiencia energética, una obligación que hasta ahora solo se exigía para edificios de nueva construcción o grandes rehabilitaciones. Con el nuevo real decreto, España se adaptará a las exigencias de la Unión Europea que considera el certificado como una medida de fomento de la eficiencia energética, tanto para el ahorro en el consumo de energía como para el cuidado del medio ambiente.

El sector de la edificación deportiva siendo cuantitativamente mucho menor que otros sectores ( como el residencial o el terciario ) no puede ser ajeno a estos principios y debe proponer un plan de rehabilitación adaptado a las características de este campo de la edificación.
La cubierta de las salas y pabellones deportivos además de tener una proporción de  superficie muy  elevada respecto a la envolvente general del edificio (fachadas, suelo, ventanas)  es un elemento de escaso espesor (con poca masa energética) para aligerar la carga de las cerchas que la sustentan. Esto se traduce en un coeficiente de transmisión térmica  alto y por lo tanto en la superficie más débil  respecto al aislamiento térmico del edificio.

La rehabilitación energética y funcional de una cubierta debe lograr que se cumplan las cualidades  enumeradas al principio y junto a la optimización de las instalaciones y la aplicación de medidas de ahorro energético es la base de la sostenibilidad de los edificios deportivos (1).

(1)  Guía de la eficiencia energética en Instalaciones Deportivas. Comunidad de Madrid. 2008

A continuación exponemos dos ejemplos de rehabilitación de la cubierta de  dos pabellones polideportivos con soluciones constructivas adaptadas a las necesidades de cada caso. En el primer caso se realizó una sobrecubierta manteniéndose la  chapa grecada de acero base y en el segundo se realizó una cubierta completa demoliendo la inicial.  En ambos ejemplos  además de resolver el problema de filtraciones de agua, se incorporó una capa de aislamiento de lana de roca fabricado con materiales reciclados que redujo considerablemente el coeficiente de transmisión térmica del edificio. 

1. Rehabilitación de la cubierta del Pabellón M3.

 A los 18 años de su construcción la necesidad de la remodelación de la cubierta surgió por la pérdida de la estanqueidad que originaba filtraciones de agua en determinados puntos del plano de la cubrición. Además la falta de transparencia de los lucernarios cuadrados de poliéster, que con el tiempo se habían opacado, disminuía excesivamente la entrada de luz natural en la pista de juego. Se mantuvo la cubierta base formada por planchas grecadas de acero y se incorporó una sobrecubierta formada por una  capa de aislamiento de material reciclado  y una doble lámina impermeabilizante y se sustituyeron los lucernarios cuadrados de poliéster.

La remodelación de la cubierta pretendió por tanto lograr tres objetivos:

1.  Asegurar la correcta estanqueidad de la cubierta incorporando dos láminas de impermeabilización asfálticas, la exterior con autoprotección mineral de pizarra.
2.   Mejorar el aislamiento térmico de la cubierta colocando un panel de lana de roca entre la cubierta actual y las nuevas capas de impermeabilización, que complementaba al aislante existente.
3.  Aumentar la iluminación natural al incorporar paneles de doble acristalamiento laminar  uno de ellos translúcido para impedir la entrada directa de los rayos solares a la pista de juego.

Presupuesto de ejecución material
             133.629,47


13% de gastos generales
  17.371,83
6% de beneficio industrial
    8.017,77
Presupuesto de contrata

 159.019,07
La cubierta tiene una superficie total de 48 x 26,7= 1.281,6 m2. de los que 128 m2 corresponden a los lucernarios ( 10% del total).
Coste/ m2 de cubierta sin IVA :124 euros/m2              

Arquitecto Técnico. Román Gozalo Herrero
 
Situación, planta de cubierta y sección del pabellón
 
1. Distribución de los paneles de aislamiento térmico en la cubierta base. 2. Colocación del aislante en el grecado de la cubrición e instalación de la estructura de los nuevos lucernarios.  3. Aplicación de la primera capa de impermeabilización. 4. La cubierta final con la lámina asfáltica autoprotegida instalada ( segunda capa) y los lucernarios terminados.














































La mejora de la iluminación natural disminuye el consumo eléctrico del pabellón.



2. Rehabilitación de la cubierta del Pabellón M4

El proyecto de Remodelación de esta cubierta, tras veinte años de uso, contemplaba la sustitución de los paneles de chapa galvanizada existentes cuya conexión realizada con tornillería vista en el plano inferior del grecado ocasionaban filtraciones en la pista principal del Pabellón. Además los lucernarios lineales de poliester habían perdido transparencia y no aportaban la mínima luminosidad. En este caso se elimina la totalidad de la cubierta.

La nueva cubierta esta compuesta (por orden de colocación):

Bandejas de acero lacado perforado, paneles de aislamiento de lana de roca de 8 cm de espesor y dos láminas de impermeabilización asfálticas, la exterior con autoprotección mineral de pizarra. Se sustituyeron los lucernarios lineales de poliéster por otros de policarbonato de directriz curva.

Los objetivos obtenidos fueron en este caso:
  1. Eliminar las filtraciones de agua garantizando la estanqueidad de la totalidad de la cubierta.
  2. Aumentar el aislamiento térmico al incorporar una capa de mayor espesor y eficacia que la sustituida.
  3. Incrementar la luminosidad proporcionada por un material como el policarbonato  que es estable a la acción de los rayos solares y mantiene la transparencia.
  4. Mejorar de la  acústica interior  al perforar la cara interior del panel de cubierta, lo que permite la disminución de la reverberación de la sala al penetrar el sonido en la capa de aislamiento. También se mejora al hacer discontinua la cara interior de la cubierta por la curva de los elementos  traslúcidos

Presupuesto de ejecución material
157.896,23


13% de gastos generales
20.526,51
6% de beneficio industrial
9.473,77
Presupuesto de contrata
187.896,51

La cubierta tiene una superficie total de 44 x 30= 1320 m2. de los que 350 m2 corresponden a los lucernarios
 ( 25 % del total).
Coste/ m2 de cubierta sin IVA :142 euros/m2              

Arquitecto Técnico. Román Gozalo Herrero












     Arriba la cubierta inicial. Debajo la nueva con la  distribución de los lucernarios y el detalle constructivo.











1. La cubierta inicial donde se observan los intentos fallidos de sellado por las filtraciones. 2. Una vez desmontada se colocan los paneles perforados de apoyo de la cubierta. 3. Montaje de los paneles de lana de roca. 4. Primera capa de impermeabilización.






























































1. Encaje de las planchas de policarbonato en la estructura del lucernario que proporciona el curvado de la pieza. 2  y 3 Aspectos de cubierta terminada con la lámina autoprotegida. 4. Encuentro con el peto de cubierta con la misma pieza del inicio.


      Interiores antes y después de la sustitución de los lucernarios lineales.






2 comentarios:

  1. Ordenar cuadro de presupuesto. Corregir texto

    ResponderEliminar
  2. El nuevo texto sobre objetivos de efecto invernadero.

    ResponderEliminar